domingo, 28 de octubre de 2012

Maquillarse como un zombie

 Es primordial que la piel esté lo más limpia posible e hidratada, hay que tener en cuenta que aunque utilicemos bases de maquillajes habituales, si vamos a poner heridas la piel va a estar sobrecargada a texturas no habituales, por lo que, dichas texturas tienden a resecar la piel. Si se prepara previamente, lo agradecerá a la hora del desmaquillaje.







MAQUILLAJE: debe primar la palidez, para ello se puede utilizar un tono más claro al del tono natural de la piel. Incluso si se pueden conseguir varias tonalidades más claros, más pálido parecerás.
OJERAS: con una sombra de ojos negra o morada oscura mate se puede conseguir el efecto, se aplicará más intensamente según se desee conseguir el efecto.
MORADOS: se pueden optar por la misma opción anterior, pero utilizando solamente la sombra morada y si se quiere dar un punto más de realismo, se puede mezclar difuminando con sombra verde, amarilla, azul e incluso roja. Toma como referencia una foto de un morado y mezcla los tonos como observes en dicha foto. Aunque no te lo creas, se puede conseguir el efecto más fácil de lo que parece.

SANGRE ARTIFICIAL: si no quieres comprarte un frasco de sangre, la puedes hacer fácilmente en un momento y parece bastante real, porque lo importante es que la textura sea lo más auténtica posible. Solo tienes que disponer de un frasco de miel líquida, colorante rojo y un poco azul, chocolate líquido (sirope) y un poquito de agua hervida. Mucho cuidado con la cantidad, porque como está indicado anteriormente, no debe quedar demasiado líquida: se irá añadiendo el agua poco a poco cuando se tengan todos los ingredientes mezclados, ¡te sorprenderás de lo real que queda!

HERIDAS: hay varias opciones, la mejor es látex líquido. Con un trozo de papel higiénico (recortado con la forma de la herida) se coloca en la zona a elegir dónde se quiera realizar la herida. Se aplica sobre el papel el látex con un pincel para que se impregne, posteriormente se seca la zona con un secador de cabello, una vez se torne la forma rugosa se maquillará con una base de maquillaje, mezclando tonos morados y aplicando la sangre que hemos realizado anteriormente.

 • PARA LOS SOFISTICADOS: existen unas esponjas especiales para aplicar la sangre y que simulen arañazos, pero un truco similar es aplicarla con un estropajo clásico fino o un “nanas”, a toquecitos en donde queramos conseguir éste efecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar Beauty Center